Otros autores

Título nota: El amor no se pregona, se demuestra
Nota:

Resulta una contradicción desbordante repentina y ocasionalmente en expresiones afectuosas de caricias, besos y abrazos, cuando generalmente se desatiende a la pareja, sobretodo, ante la amenaza de una ruptura sentimental, ahí es cuando afloran los detalles olvidados...

Las experiencias afectivas responsables del bienestar son aquellas que ocurren con frecuencia, y no las eventuales. De manera que si deseamos estabilidad, gratificación, retribución... Hemos de sembrar, para cosechar, y no limitarnos a insípidos recordatorios de que "Tú sabes que te quiero, ¿Para qué repetírtelo?".

Más importante aún es la compatibilidad entre la verbalización y las acciones. Lo que genera confianza y seguridad en la pareja es la coincidencia entre las palabras y los hechos. Ocurren - por desgracia- comportamientos que desdicen, anulan, las declaraciones de amor. Me refiero a la falta de solidaridad. No puedo convencerte de que "te amo" si generalmente estoy ajeno a tus necesidades. Parejas en crisis matrimonial aducen éste válido argumento, a pesar de su fervoroso deseo de creer en el amor.

Pero las acciones sobrepasan las palabras. Es inútil hablar de genuino amor, mientras de desestiman las emociones de nuestros seres queridos.

Nadie creería que quiero a mi madre, si cuando ella llora, yo río o soy indiferente. La solidaridad es un acto de humanidad, más aún entre familiares y seres queridos, por lo que resulta inexplicable e intolerable su ausencia entre parejas. Se comprende que durante discusiones, riñas y conflictos maritales o de novios, intercambie expresiones hirientes e incluso cierta indiferencia en las horas o días siguientes al incidente crítico. Pero, lo inaceptable es la indiferencia habitual de la pareja, ante el dolor, la tristeza o malestar general.

Bota "tú orgullo" en la cesta de basura y acércate a tú pareja, sí ésta es importante para ti. Tener o no la razón, es secundario. O ¿Acaso seré solidario con mi pareja únicamente cuando ella tenga la razón? Y ¿Si tú pareja está deprimida, dejarás de consolarla, sólo porque tú tienes la razón? ¿Lo importante es "quién tiene la razón" o "la solidaridad con el dolor del ser querido, aunque se haya equivocado"?

Por otro lado, ¿Qué piensas tú cuando te sientes lastimado, preocupado, angustiado y tú pareja te desatiende? Aunque hubieses fracasado en algún asunto financiero, comercial, laboral, familiar o sentimental, ¿No esperas consuelo y apoyo? o ¿Sólo recibirás apoyo cuando tengas la razón? De manera que, ¿Al equivocarse, uno pierde el cariño y apoyo?  Y ¿Sentirme mal es un asunto personal, o de todos los que me quieren? Y ¿Cómo puedo hablarle de amor a mi pareja, si generalmente olvido y desestimo su malestar emocional? Me refiero a hacer algo, transformar su malestar en bienestar. Aunque cada quien es particularmente responsable por sí mismo, no menos cierto es que al formar pareja sentimos que alguien nos quiere y apoya siempre, más aún en los momentos críticos. De otra manera, ¿Qué sentido tendía la convivencia, si igualmente nos vamos a sentir solos durante la crisis?

Está prohibido decirle a tú pareja "Ese es tú problema, anda a ver que vas a hacer". Los matrimonios funcionales comparten dolor, tristeza, alegría, están pendientes del otro (no en teoría, sino en la práctica).

Raramente disfrutan cuando su pareja está afectada. Sería una provocación hacerlo. Genera confusión sentimental. ¿Cómo se explica que te amor, si mientras te sientes mal, yo me divierto? Éstas incongruencias siembran dudas, y con toda razón. Los pacientes acuden confundidos, queriendo dar crédito a las palabras positivas de sus parejas, pero muestran obvias desilusiones al sentirse generalmente solas (os) e ignoradas (os).

El amor no se demuestra básicamente al ser responsable en el hogar, eso es un obligación que contraemos al crear una familia. Estamos hablando de valorar a tú pareja, no de brindarle comodidades y comida, ¿Quieres demostrar amor? Haz lo necesario para que su malestar se transforme en bienestar. Aunque tú pareja sea responsable del conflicto o del error cometido, tú sigues siendo parte de la solución, ¿o no? Me eximo de hacer esfuerzos por gratificar a personas desconocidas. En cambio, por mis seres queridos, sí he de aportar mi granito de arena, precisamente porque los quiero.

Cuando pasan los años, ésta especie de indiferencia ante el malestar de tú pareja causa tantos estragos como el maltrato. De hecho, no ocuparme de tú estado emocional implica válidamente que no hay suficiente amor. Las necesidades y el estado emocional de tu pareja so asunto tuyo (mientras hay amor).

Más información:

josephchakkal@hotmail.com

Teléfonos del consultorio: 857.63.20 CANTV Valencia
                                   (0414) 429.58.81

-------

Ésta entrada fue publicada en mi blog de WordPress el 8 de Abril del 2011 bajo el nombre "El amor no se pregona, se demuestra".

Gracias por dejar que forme parte de tú vida.

Aquí para contactarme.



P.D: No olvides seguirme en mi página de Facebook.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario